miércoles, 23 de junio de 2010

Abrir los brazos



Hay que abrir los brazos
para abrazar la tierra
para que entre el cielo;
para permitir que salga
aquello que no queremos,
para permitir que entre
lo que sí queremos,
para sentirnos libres
sin cadenas ni miedos,
para crecer muy alto
hasta alcanzar el cielo.
Hay que abrir los brazos
de extremo a extremo
para que entre la lluvia,
el sol y el viento,
la caricia temprana,
un susurro durmiendo,
un beso atrevido
sobre un arcoiris naciendo.
Hay que abrir los brazos
estos dos que tenemos,
que semejan las dos alas
de los ángeles del cielo.

Alheart

No hay comentarios: